Bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas o tambien llamadas pedelec son un medio de transporte alternativo cada vez más popular. Combinan lo mejor de una bicicleta con la energía extra de un vehículo de movilidad eléctrica. A nivel particular muchas personas amantes de las dos ruedas las utilizan para ir al trabajo, hacer los recados, moverse por la urbe salir de ruta los fines de semana. Uno de sus muchos puntos positivos es que ayudan a hacer deporte pero con el aliciente de que si te cansas mucho o hay que subir cuestas tienes la ayuda extra del motor eléctrico de la bicicleta. Además, son ecológicas, fáciles de aparcar, muy prácticas y los que las usan en verano llegan al trabajo con una sonrisa y sin una mancha de sudor en la camisa. ¿Se puede pedir más?

En Mondo Eléctrico os hemos preparado una serie de comparativas de las mejores bicicletas eléctricas del mercado según su función: plegables, de montaña, de paseo, de carretera… En todas os damos las mejores opciones para comprar una bicicleta eléctrica según vuestro presupuesto, varias alternativas con diferentes precios y características. Pero antes de meternos en harina en este artículo os hemos dejado una guía muy completa para entender el mercado y enseñaros en todo lo que os tenéis que fijar a la hora de comprar la mejor bici eléctrica.

Tipos de Bicicletas eléctrica

El mundo de las ebikes está creciendo a pasos de gigante. Cada vez hay más marcas que se han lanzado a la fabricación de este medio de transporte alternativo y según su función hay diferentes tipos de bicicletas y existen un montón de modelos. ¿Qué tipos de bicicletas con motor existen?

Bicicletas Eléctricas Plegables

Tienen alma urbana. Las bicicletas eléctricas plegables son de las más populares por su comodidad. la mayoría se doblan por la mitad para ocupar un espacio mínimo y por lo general son más ligeras que las tradicionales (unos 18 kg). Desde nuestro punto de vista son muy prácticas para ir al trabajo o para las personas con malas conexiones que para desplazarse tienen que hacer un mix entre bicicleta y además usar el transporte público. De esta manera, como se dobla y pesa menos que las normales, podrás llevarla donde sea y guardarla con facilidad. Generalmente las bicicletas eléctricas plegables suelen ser menos potentes en cuanto a motor y llevan unas ruedas más pequeñas. Están diseñadas para andar en ciudad.

Bicicletas Eléctricas Montaña

Tiene alma de cabra montesa. Si eres un apasionado de las rutas en bici por el campo, éste es tu modelo. Están pensadas para hacer rutas largas y por terrenos escarpados. Lo bueno de las bicicletas eléctricas de montaña es que si incrementamos el modo de asistencia e incrementamos el flujo energético del motor cuando estemos cansados de pedalear podremos seguir con nuestra ruta por el monte sin apenas esfuerzo. Son perfectas  para disfrutar de la naturaleza sin forzar demasiado la maquinaria y sin tener que quedarnos a medias de una ruta. Destacan por la potencia de sus motores y por la duración de las baterías. Con una MTB eléctrica llegarás a sitios que nunca habrías imaginado.

Bicicletas Eléctricas Paseo

Son un híbrido entre las urbanas y las de montaña. Se pueden usar por el campo –aunque sin meterse por monte– y también se pueden usar por ciudad, aunque si solo la vas a usar en vía urbana te recomendamos una exclusivamente urbana. Las bicicletas de paseo son perfectas para llevarlas al trabajo o a clase, pero con el añadido de que les puedes sacar mucho partido los fines de semana y hacer una ruta por el campo. ¿Lo bueno del modelo? Su versatilidad.

Bicicletas Eléctricas Urbanas

Estos modelos están diseñados exclusivamente para andar por ciudad. Se nota por los neumáticos y la potencia del motor. Si estás pensando en comprar una bici eléctrica como sustituta del autobús, del metro y del coche, nada mejor que una bicicleta eléctrica urbana.

Bicicletas Eléctricas Carretera

La devoradora de kilómetros. Las rutas en bici no solo se hacen en monte: muchas rutas se hacen por carreteras secundarias. Las bicicletas eléctricas de carretera son perfectas para ir por vías interurbanas y convencionales, trasladarse de un pueblo a otro o para hacer rutas provinciales.  Es una bici híbrida que te vendrá muy bien para que cuando vayas con la lengua fuera, utilices un fuerte nivel de asistencia para que con cada pedaleada avances mucho más de lo normal.

Guía para comprar una Bicicleta Eléctrica

¿Cómo se conducen las bicicletas eléctricas?

Mucha gente se cree que con una bici eléctrica se acabó el pedalear. Nada más lejos de la realidad. Las e bikes lo que te dan es un flujo energético extra a tus pedaleadas.  Su funcionamiento y conducción es muy similar a las bicis convencionales. Lo que las diferencia es que llevan una batería y un motor eléctrico. También que incorporan diferentes modos de asistencia energética. En función del que elijas, tendrás un mayor o menor aporte energético extra a tus pedaladas. Para frenar se utilizan frenos convencionales. Si el motor se rompe o se le agota la batería, la e bike pasará a ser una bicicleta normal, pero un poco más pesada. Como ves, conducir una bici eléctrica es muy sencillo. Por eso, son apropiadas para todo tipo de personas en sus desplazamientos diarios. En España, la mayor parte de personas trabaja a menos de 20 km de sus casas.  Por eso, con una batería estándar te dará de sobra para ir y volver e incluso hacerlo varias veces. Sobre el modo de conducción, como ya hemos visto es muy fácil y si sabes andar en bici le habrás pillado el truco a andar en bicicleta eléctrica.

¿Cómo elegir la mejor bicicleta eléctrica?

En este apartado vamos a ver las características técnicas de estas bicicletas en las que te tienes fijar a la hora de comprar una bicicleta eléctrica.  No todo es el precio. Tienes que saber que muchas veces la más cara no es la mejor.

Batería y autonomía

El tema de la batería es algo complejo y no es fácil responder a la pregunta del millón: ¿cuántos kilómetros aguanta? La razón es que intervienen muchos factores: el peso del conductor, lo accidentado del terreno o el modo de asistencia que utilices normalmente. Cuanto más pedalees, más autonomía tendrá la e-bike porque el motor no necesita tanta energía para mover al ciclista. Otra condición que influye es la meteorológica. Si tenemos el aire de cara, también nos costará más esfuerzo avanzar. Pero por daros una estimación: los modelos más baratos y asequibles suelen tener autonomías de 15 y 20 kilómetros y las gamas más altas llegan hasta a los 100 kilómetros y más. Por lo general las baterías van en el cuadro o tubo del sillín. Las hay intercambiables y fijas. Si tienes una bicicleta con batería fija tendrás que tener en cuenta que debe haber un enchufe donde vayas a guardar la bici. Sobre las baterías hay que añadir que el tiempo de carga también va a variar mucho entre un modelo y otro y que es algo que debes tener en cuenta. Habrá modelos en los que, aunque los amperios – medida con la que se estima la capacidad de la batería – sean mayores o menores, hay bicis de carga rápida. Por tanto, es posible que una bici más potente y con una autonomía mayor se cargue antes que una de gama más baja. El tiempo de carga puede ir desde los 90 minutos hasta incluso las 6 horas. Tendremos que prestar atención a las características técnicas cuando compremos una bici y valorar si nos interesa más una carga rápida o mucha más autonomía.

Motor

motor bici electricaHablar de los motores nos podría llevar decenas de páginas y tampoco es necesario alargar tanto este tema. Vamos a resumiros los diferentes tipos de motores y las potencias. El más común, el motor que más nos vamos a encontrar es el conocido como Hub y se trata del que está inserto en los bujes de las ruedas.  Da igual en la delantera que, en la trasera. Si el motor está dentro de la rueda, es hub. De estos motores cabe señalar que se pueden activar desde el manillar o directamente al pedalear con sensor de movimiento. Vamos a encontrar motores hub más potentes y otros que lo son menos. El motor central es el que vamos a ver en las bicicletas de alta gama, porque es más potente que el hub. El motor está colocado entre los pedales de las ruedas (pedalier) y consigue darle mayor potencia a nuestra bici. De hecho, marcas como Panasonic, Yamaha y Bosch, entre otras, se han dedicado a fabricar y crear diversos motores centrales. Suele ser habitual encontrar los centrales en las bicicletas tanto de montaña como de carretera porque son fantásticos para poder hacer muchos kilómetros y rutas. Los motores Hub son más asequibles, tienen también un gran rendimiento y son ideales para los modelos más urbanos.Realmente en lo que nos tenemos que fijar es en la potencia, que se mide en KW: a mayor número de vatios, mayor potencia tendrá nuestra bici para subir cuestas y para acelerar.

¿Cuánto pesan?

Depende de cada modelo. Una bicicleta eléctrica de montaña pesa mucho más que una de paseo. Pero, la norma general suele estar en unos 20 kilos de media – ocho kilos más que las bicis convencionales –. A mayor potencia de motor, grosor de ruedas, etc… mayor peso de la e-bike. Las más ligeras son las plegables porque están diseñadas para ser modelos cómodos para que podamos transportarlas bien. Por eso, os señalábamos anteriormente que si se nos acaba la batería y tenemos que conducir sin motor vamos a notar que nos pesa y nos cuesta pedalear más que una convencional.

Velocidad

En este apartado nos ocurre un poco como en el de la autonomía: no se puede dar una estimación sobre la velocidad porque depende de muchas variables. De nuevo influye el peso del ciclista, el tramo por el que transitemos y también las condiciones climatológicas. Pero por hacernos una idea: vamos a encontrar bicis de 15 km/h y de hasta 50 km/h. Hay veces –nos ha pasado al probar algunos modelos– que pone velocidad máxima 17 km/h y en un terreno llano o descendente hemos logrado superar incluso los 20 km/h. También os tenemos que decir que, en el caso de las bicis eléctricas, no es como los monociclos eléctricos. En el segundo caso encendemos el motor y la potencia y velocidad que alcance será la que llevemos. Pero con las bicis esto varía: si utilizamos los pedales para darle más velocidad, podremos superar en 15 km/h la potencia que el motor tiene. Lo que veremos en las indicaciones será la velocidad que el motor tiene, pero no la que puede alcanzar la bici si usamos los pedales adicionalmente. El último aspecto a tener en cuenta en materia de velocidad es la normativa vigente. Hablaremos de ello más adelante, pero es muy importante saber que hay limitaciones de velocidad en las ciudades y pueblos y sitios en los que no vamos a poder circular. Por eso, si estamos buscando un modelo para ir al trabajo, para qué vamos a comprar una bici que alcance los 50 km/h si en nuestra ciudad solo nos dejan ir a 25 km/h.

Pedaleo asistido

El Sistema de Pedaleo Asistido se encarga de detectar la velocidad del pedaleo y la fuerza que transmite. Lo que es en sí el pedaleo asistido es que cuando nosotros vamos en la bici dando pedales, no nos cuesta casi ningún esfuerzo darlos. Es muy parecido a la dirección asistida de los coches. Si alguno ha conducido alguna vez un coche sin dirección asistida sabe que cuesta muchísimo más girar el vehículo para hacer maniobras. Pues con el pedaleo ocurre algo muy similar: en los modelos convencionales nos cuesta mucho – sobre todo en cuestas – dar pedales y en las eléctricas van solos. Sobre el pedaleo asistido también os tenemos que contar que hay diferentes niveles de intensidad. Si por ejemplo queremos utilizar una bicicleta eléctrica en la que no tengamos que hacer casi ningún esfuerzo optaremos por un motor hub en el que la intensidad del motor dependa de que la asistencia de los pedales y no de la fuerza que apliquemos. Por ejemplo, en este modelo con ir moviendo los pedales sin esfuerzo porque es asistido el motor ya funciona. Sin embargo, en el motor central cuando mayor fuerza apliquemos a los pedales – con mucho menos esfuerzo que una bici normal – más velocidad alcanzará.

Frenos

El sistema de frenado de las bicis eléctricas funciona muy parecido al de las convencionales. No tendremos que aprender nada nuevo, utilizando las palanquitas del manillar frenaremos. Ahora bien, existen los modelos con frenado regenerativo y son lo más top del mundo bike. El frenado regenerativo lo que hace es que cuando vamos cuesta abajo o frenamos recuperemos una parte de la autonomía perdida. Es como si frenando o bajando cuestas consiguiéramos recargar la bici. Ahora mismo estaréis pensando que el frenado regenerativo es el Santo Grial y hace que las baterías sean interminables. Bueno, la tecnología no ha llegado a tanto. Por el momento lo que hace este sistema de frenado es recuperar entre un 7 y 10%  de la batería perdida. Si vamos en pendiente descendente 3 kilómetros, recuperaremos la autonomía para 300 metros. No está mal porque es una forma de no gastar tanta energía más que de recuperarla.

Componentes

Como componentes adicionales vamos a encontrar aplicaciones telefónicas, sistemas de alumbrado, pantallas pequeñas en el manillar para ir comprobando la velocidad y algún que otro extra más que dependerá de cada modelo en particular.

Ruedas

Hablar de las ruedas para estas bicis es relativamente complicado porque hay muchísimos modelos de ruedas. Vamos a encontrar ruedas de bici de carretera, de montabike, ruedas con mucho más grosor – como ya vimos en el modelo fat boy – etc. Sobre el tamaño de las mismas, bueno realmente vamos a encontrar modelos medianos y grandes con las mismas medidas que las bicis normales. Por ejemplo, en el caso de las bicis eléctricas de montaña, lo normal es encontrar un neumático de 26 pulgadas, que son muchas. En otros modelos más corrientes bajaremos hasta las 20 pulgadas, las 18 y las 15 o incluso menos.

Bicis eléctricas baratas vs bicis eléctricas caras

Tendemos a pensar que lo caro es siempre mejor y en características puede serlo, pero igual no es lo mejor para nosotros. Si vamos a comprar una bici eléctrica lo que tenemos que saber es para qué la vamos a usar porque los modelos más caros son los de montaña con motores hiper potentes y larga autonomía. Pero si nosotros queremos un medio de transporte para ir por la ciudad, ¿para qué necesitamos el modelo de montaña que es el más caro? Dicho esto, las diferencias que vamos a observar se encuentran en el motor – las gamas medias y bajas usan hub y las altas centrales – en la autonomía, las más caras tendrán mejor batería y en la velocidad. Pero insistimos, ojo con comprarnos una bici que alcance grandes velocidades si luego no podemos usarla. Por eso, nuestro consejo es saber qué queremos y qué buscamos para luego elegir la que más se adapte a nosotros.

Venta bicicletas eléctricas

La mayor variedad, como con muchos otros productos, la encontramos en Amazon. La compañía ofrece bicis de todos los precios, de todos los tamaños y de todas las marcas. No es como si se compra en una web de una marca en concreto, en Amazon vamos a encontrar la gama más amplia de estos productos como moma bikes, ancher entre otros.

¿Cómo cuidar la batería?

Dejar que se cargue hasta el 100% y desconectarla de la luz nada más alcanzar el 100%. Sabemos que esto último puede resultarnos pesado, pero es muy importante para alargar la vida de la batería el desconectarla una vez alcanzada la carga completa. Si vamos con la batería baja y queremos alargarla un poco, nos va a tocar pedalear más duro y fuerte para que dure más la batería. Lo mejor es ponerla a cargar cuando se encuentre en este modo. Por otro lado, si estamos todo el rato usando el acelerador la batería no nos va a durar mucho porque consume demasiado. Finalmente os recomendamos que, si vamos a hacer un viaje largo o nos la llevamos a hacer rutas, siempre es bueno contar con una segunda batería de recambio.

Normativa española

Este apartado es bastante importante porque nos va a evitar problemas si lo conocemos bien. Por suerte, no hay demasiada normativa – por el momento – y lo aprenderemos rápidamente.

  • Las bicis tienen que estar homologadas. Si compramos la bici en Amazon o en una tienda europea no tenemos que tener problema porque significa que ha pasado por los controles necesarios. Pero ojo con comprarlo en otras páginas o hacernos nosotros una casera.
  • No es obligatorio el uso del casco en zona urbana, pero sí lo es si salimos por carreteras interurbanas o convencionales. Aunque siempre, por nuestra seguridad, es mejor llevar casco. No es necesario tener un permiso de conducir, ni haber matriculado la bici ni nada de eso, otro punto a favor de este vehículo.
  • Si una bici eléctrica pesa más de 40 kilos no se considera como tal y por tanto tendría que atenerse a otra normativa, que podría ser la de los ciclomotores.
  • Para que se considere bici eléctrica tiene que darnos asistencia mientras pedaleamos, si funciona sin que pedaleemos, solo con el motor se considera una motocicleta. Si el motor no se desconecta al alcanzar los 25 km/h tampoco se considera bici eléctrica. Además, el motor no puede sobrepasar los 250 KW.
  • En cuanto a la velocidad máxima permitida, no hay por ahora una especial para las bicis eléctricas, pero sí la hay para las convencionales. En vías urbanas en calzada y acera no se puede ir a más de 20 km/h, en vías urbanas de un solo carril y sentido único será de 30 km/h y en travesías, vías interurbanas y carreteras convencionales 50 km/h.
[Total:3    Promedio:5/5]