Kit bicicleta eléctrica: los mejores del 2018

La movilidad eléctrica está de moda. Por eso, cada vez son más los que se preguntan si es posible convertir su bici normal en una bicicleta eléctrica ahorrándose el dineral que cuesta una e-bike. La respuesta es SÍ.  La magia sucede gracias a los kit de bicicleta eléctrica que son capaces de transformar una bici de pedales en una e-bike. Es una opción cada vez más frecuente, pero no que no mucha gente conoce. En Mondo Eléctrico llevamos unas semanas rastreando el sector y seleccionado los mejores kit eléctricos para bicicleta. ¿Nuestras conclusiones? En nuestra Comparativa de los mejores kit de bicicletas eléctricas.

¿Qué es un kit de bicicleta eléctrica?

Cuando hablamos de kit, nos referimos a un conjunto de elementos destinados para un uso concreto. Por ejemplo: un kit de supervivencia. En este caso, el kit esta compuesto de varios elementos que hacen posible transformar una bicicleta normal en eléctrica: un motor, una batería, manillares para los frenos, pantalla LCD y todos los cables necesarios para hacer la conexión. ¿El resultado? Un producto personalizado que en algunos casos rinde mejor que muchas e-bikes.

Desde nuestro punto de vista, lo más importante es la elección del motor, del que hablaremos más adelante y os explicaremos las diferencia entre unos y otros. En el caso de la batería, podremos elegir la que nosotros queramos. Por ejemplo, podemos buscar un kit con motor central que venga con una batería de 100 kilómetros de autonomía. Aunque, también existe la posibilidad de comprar las piezas por separado. 

Comparativa de los mejores kits de bicicletas eléctricos del 2018

Kit bicicleta eléctrica 500W-8Fun-Bafang

Kit bicicleta eléctrica Vogvigo-26″

Kit bicicleta eléctrica Theebikemotor

Kit bicicleta eléctrica Twist-Kit

500W 8Fun BafangVogvigo 26″TheebikemotorTwist Kit
Potencia500 W1500 W1500 W250 W
Peso4,3 kg5 kg5 kg4 kg
Velocidad25 km/h25 km/h60 km/h25 km/h
Valoración

★★★★★

★★★★★

★★★★☆

★★★★★

VER PRECIO

VER PRECIO

VER PRECIO

VER PRECIO

¿Comprar un Kit de bicicleta eléctrica o una e-bike de fábrica?

Es la pregunta del millón. ¿Qué es más rentable comprar una bici eléctrica o un kit? Depende de muchos factores. Si no somos manitas y no entendemos mucho, casi es mejor optar por una bici ya montada directamente.

Los grandes argumentos a favor de estos kits es que es más barato que comprar una bicicleta nueva. Además del precio podemos elegir el tipo de motor, el tipo de batería y nos encargaremos nosotros mismos de construirla. Lo bueno es que cada vez los kits son más fáciles de montar y con algún tutorial de YouTube y algo de paciencia lo pondremos todo a punto sin muchos apuros.

Esto dependerá de si damos prioridad a la personalización y el ‘home made’ o si preferimos la comodidad de comprar una bicicleta eléctrica ya montada.

¿Cómo instalar un kit de bicicleta eléctrica?

Como acabamos de comentar, estos kits son cada vez más fáciles de montar. Pero esto no quiere decir que sea coser y cantar. Además, dependerá mucho del kit que compremos. Por ejemplo, si hemos optado por un motor HUB tendremos que cambiar la rueda trasera – la llanta, no el neumático –. A parte del motor, tendremos que instalar la batería y asegurarnos de poner la suficiente sujeción para que no se caiga. En algunos casos, estos kits cuentan con nuevos manillares para los frenos porque es probable que, si compramos un motor HUB, la nueva llanta incorpore un freno de disco – tendremos entonces que quitar el freno de aro tradicional –.

Por tanto, es algo que depende de muchos factores. Pero también os decimos que seguramente en un día o en un par de días echándole un rato, lo tendremos listo. Además, contamos con la gran ventaja de que hay varios tutoriales de YouTube muy útiles.

A parte de todo esto, toda bicicleta eléctrica que se precie necesita contar con una pantalla – que vendrá incorporada en el kit que compremos –. La pantalla se torna fundamental para saber la velocidad que llevamos en cada momento y la batería que nos queda. Por eso, es importante que a la hora de instalar nuestro kit hagamos todas las comprobaciones necesarias para que la pantalla esté completamente conectada con el motor y con la batería.

En cuanto a los frenos, es un apartado bastante importante este. Las bicicletas eléctricas suelen hacer uso de los frenos de disco porque son más seguros y eficaces que los de aro. Los frenos de aro son los que tienen las bicicletas tradicionales, los que frenan con dos zapatas presionando la rueda. Entonces a la hora de comprar el kit, es probable que nos venga con nuevos frenos. Si compramos un motor central – en el que no necesitamos cambiar la llanta de la rueda obligatoriamente – tenemos la opción de comprar dos nuevas llantas que vengan con freno de disco. Esto ya dependerá de nuestra elección.

¿Dónde comprar un kit de bicicleta eléctrica?

La verdad es que Amazon es la mejor opción para comprar un kit de este estilo. Primero porque en la plataforma vamos a encontrar una variedad muy grande, podremos leer las opiniones de otras personas que ya han comprado ese kit, conocer la valoración y lo mejor de todo es la garantía de Amazon para este tipo de envíos. La empresa sabe como tratar con materiales tan delicados como estos, por eso os recomendamos comprarlos a través de esta plataforma.

¿Cuánto valen?

Menos que una bicicleta eléctrica ya montada. Los precios oscilan entre los 200 euros y los 700 euros. Teniendo en cuenta que una bicicleta eléctrica de montaña con motor central se nos puede disparar por encima de los 1.500 euros, el ahorro es notable. Lo bueno de los kits es que podremos elegir el motor que queremos, la marca que queremos e incluso los complementos que necesitamos. Además, la mayoría de los motores suelen ser centrales, que le dan más potencia a nuestra bicicleta y por un precio mucho más bajo de lo que encontraríamos en una ya montada de fábrica.

Motor kit de bicicleta eléctrica: delantero, trasero o central

Motor HUB delantero y central

Esto es lo más importante a la hora de elegir un kit, por eso lo explicaremos con más detenimiento. El motor HUB es un tipo de motor pequeño, que sufre menos daños que el central y que suele ser más barato. Este tipo de motor se inserta en el centro de la rueda – generalmente está en la trasera dentro del disco en el que encontramos los diferentes platos de la cadena –. Si comprásemos un motor de este tipo, tendríamos que comprar o bien una rueda nueva o bien una llanta nueva. El motivo es sencillo: el motor HUB es interno, va integrado y es más difícil de montar.

Realmente para nosotros sería muy complejo y casi imposible insertar un motor HUB si no lo compramos ya con la rueda o con la llanta. Este tipo de motor se caracteriza por ser pequeño, por pesar poco y por ser más barato. Además, al estar integrado en la rueda va más protegido y sufre menos daños si nos metemos por un camino con piedras o cuando llueve. El hándicap del HUB es que tiene menos potencia que el central. Me diréis lo siguiente: “pero si el HUB y el central tienen como máxima 250 vatios y no pueden pasar de ahí”. Sí, es cierto. Pero el HUB distribuye su fuerza desde una rueda y el central lo distribuye a las dos por igual. Aunque tienen la misma potencia, el central dota a la bici de más fuerza. Por este motivo, las mountain bike suelen tener motores centrales porque son estos los que suben sin problemas cualquier tipo de pendiente.

En cuanto al HUB delantero o trasero. Lo normal es que sea trasero y distribuya la fuerza desde la rueda de atrás. Si que es cierto que si compramos la rueda por separado podemos ponerlo en la parte que queramos. Pero lo normal es que esté situado en la trasera, de igual manera que siempre tratamos de frenar con el freno trasero.

Seguramente ahora diréis “¿oye y si compro dos ruedas con motor HUB?”. No se puede, no por cuestiones técnicas, pero si legales. La normativa de la Unión Europea establece que una bicicleta eléctrica no puede tener más de 250 vatios, si le ponemos dos motores HUB, la bici tendrá 500 KW y nos enfrentaríamos a posibles multas.

Motor central

En cuanto al motor central lo que queda por decir es que es sencillo de instalar. Normalmente suele ir entre ambos pedales o en el cuadro de la bici. Son más grandes que los motores HUB, tienen más fuerza – aunque no sobrepasen los 250 KW – y están pensados, sobre todo para ser todoterreno. Un motor central subirá cualquier cuesta sin problema, un motor HUB igual no rinde tan bien si le metemos por el campo.

Como ya os decíamos al principio de este punto, la mayoría de los kits serán con motores centrales porque son más sencillos de instalar. Entonces ya está en nuestra mano elegir de qué tamaño lo queremos y de qué marca. Pero eso sí, recordad que no sobrepase nunca esos 250 vatios.

Características técnicas para tener en cuenta

Lo más importante es el motor. Como ya os hemos explicado no puede sobrepasar los 250 vatios por cuestiones de la normativa europea. Es posible que veamos en el mercado motores con más potencia y funcionarán bien. Pero si no queremos tener problemas, lo mejor es regirnos por lo que marca la norma.

Sobre el motor también es importante calcular el peso y el tamaño para saber dónde podremos integrarlo mejor en nuestra bici. Cabe señalar que estas bicis no pueden superar los 40 kilos. No tendremos muchos problemas, porque una bici convencional suele pesar entre 8 y 12 kilos. Al añadirle el motor y la batería puede que se nos vaya a los 20.

Las otras características importantes tienen que ver con la batería. La capacidad de la batería se mide en miliamperios, por lo tanto, cuantos más miliamperios, mayor autonomía tendrá nuestra batería. Aún así, en las descripciones técnicas de nuestro kit para bicicleta eléctrica vendrá detallado los kilómetros estimados de duración. Lo que sí tenemos que tener en cuenta es que la duración de la batería depende del terreno por el que circulemos – si subimos muchas cuestas se consume más batería –, también del peso del conductor y de si tenemos el aire de cara o a favor.

El pedaleo asistido y las velocidades son dos características que tenemos que considerar. Generalmente, las bicis suelen venir con pedaleo asistido y nosotros elegimos el nivel de asistencia – a más nivel de asistencia, menos esfuerzo haremos, pero más batería se consume –. Sobre las velocidades, están para regular lo que necesita la bici según el terreno por el que se circule.

Por último, lo que nos queda por saber es sobre la pantalla y el sistema de iluminación. La pantalla es necesaria porque con ella sabremos el nivel de batería y la velocidad que llevamos. La DGT señala que por ciudad solo se puede ir a 20 kilómetros por hora o 30 si la calle es de un solo sentido. Si caminamos por el campo este límite de velocidad no importa. Sobre el sistema de iluminación, si no lo tenemos aún instalado, lo mejor es poner uno nuevo para poder ir con nuestra bici por la noche o en condiciones de poca luminosidad.

Ventajas de un kit para bicicleta eléctrica

Vamos a detallar las ventajas más llamativas que tiene el comprar un kit eléctrico para bicicleta

  • Como ya os hemos dicho es más barato, cuesta casi la mitad que una bicicleta eléctrica convencional. Cualquier MTB con motor central supera los 1.500 euros y un kit de máximas prestaciones se nos puede ir a los 700 euros.
  • Personalización. Nosotros elegimos el motor, la batería y el resto de las características que queremos añadirle. Podremos seleccionar entre un motor HUB o uno central y elegir las marcas de estos. De igual manera, tendremos una gran gama de opciones a la hora de elegir la batería.
  • Hecho en casa. Para los amantes del ‘home made’ nada mejor que hacer de Juan Palomo en estos casos. Lo positivo es que conoceremos toda la instalación de nuestra bici y será algo importante de cara a futuras averías.
  • Desmontable. Esto es de gran importancia también. En muchos casos, las bicis eléctricas de serie ya no se pueden desmontar. En este caso sí. Le podremos quitar todos los elementos cuando queremos para hacer que sea de nuevo una bici convencional.

El gran hándicap es que si no somos muy manitas puede que nos cueste un poco montar todo el kit, aunque cada vez son más fáciles de instalar. Además de eso, los frenos pueden ser el segundo gran inconveniente. En muchos casos tendremos que seguir con nuestros frenos de aro convencionales y no tienen la misma fiabilidad y seguridad que los frenos de disco que suelen llevar muchas de las nuevas bicicletas eléctricas.

500W 8Fun Bafang

Kit bicicleta eléctrica 500W-8Fun-Bafang

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

 

  • Potencia: 500 W.
  • Peso: 4,3 kg.
  • Velocidad: 25 km/h.

Este kit de conversión de bicicleta eléctrica es, sin duda, uno de los mejores del mercado. Es sencillo de instalar, ligero y cuenta con un motor central Bafang. El motor central es mucho más potente porque reparte la fuerza por igual entre ambas ruedas y lo hace perfecto si lo queremos usar en una MTB. Por otra parte, la batería no está incluída, tendríamos que comprarla por nuestra cuenta. Por este motivo, os recomendamos haceros con una que os garantice una autonomía de más de 60 kilómetros.

Vogvigo 26″

Kit bicicleta eléctrica Vogvigo-26″

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

 

  • Potencia: 1500 W.
  • Peso: 5 kg.
  • Velocidad: 25 km/h.

Este kit de bicicleta eléctrica barato es una gran opción si queremos ahorrarnos unos 150 euros sin perder calidad. En lugar de un motor central, este Vogvivo tiene un motor HUB, lo que quiere decir que viene con una rueda nueva en la que ya está integrado el motor. En este caso, la rueda es de 26 pulgadas, tendremos que asegurarnos que la delantera de nuestra bici sea del mismo tamaño.

El motor es sin escobillas y con una potencia de 1.500 KW certificados por la Unión Europea. El kit viene con un sensor de pedaleo asistido, los frenos, la caja de control que tendremos que conectar, la propia rueda con el motor y una pantalla LCD. En este caso la batería no viene integrada.

Theebikemotor

Kit bicicleta eléctrica Theebikemotor

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

 

  • Potencia: 1500 W.
  • Peso: 5 kg.
  • Velocidad: 60 km/h.

Este kit de motor eléctrico para bicicleta es otro de los que son de motor HUB, pero en esta ocasión nos deja elegir si queremos que nos envíen la rueda delantera o la trasera. Tiene una potencia de 1.500 vatios, por lo que seguirá siendo un buen kit eléctrico para una bicicleta de montaña. Al igual que el modelo anterior, trae consigo las mismas piezas. La rueda es de 26 pulgadas. En el caso de la velocidad, alcanza los 60 kilómetros por hora, pero como sabemos tendremos que tener cuidado y no sobrepasar esos 25 km/h establecidos en vía urbana.

Es un kit potente, ligero, fácil de conectar e ideal para usar nuestra bici en rutas o fuera de la vía urbana, ya que lo mejor que tiene es la gran velocidad que alcanza. Tampoco trae consigo la batería.

Twist Kit

Kit bicicleta eléctrica Twist-Kit

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

 

  • Potencia: 250 W.
  • Peso: 4 kg.
  • Velocidad: 25 km/h.

Este es el rey de los kit de bicicleta eléctrica baratos. Es ideal para experimentar y para comenzar en el mundo de la movilidad eléctrica. Por menos de 110 euros lo podremos comprar en Amazon y comenzar a probar. Es un motor HUB que va por fuera de la rueda. Tendremos que conectarlo a la rueda por medio de una cadena que trae el propio kit. La potencia es de 250 KW, que es lo establecido por la Unión Europea para las bicis montadas de serie. Trae además unos manillares con pantalla para ver la velocidad y la batería.

Quizá lo peor es que no trae una guía de montaje, pero en YouTube encontraremos un buen tutorial que nos ayude a dejarlo perfectamente conectado. Tampoco podemos pedir mucho por el fantástico precio que tiene.

[Total:1    Promedio:5/5]