Cómo mantener seguros a los niños en la cocina: medidas de seguridad en la nevera

La nevera es uno de los lugares más peligrosos para los niños pequeños en la cocina. Los accidentes como atragantamientos, intoxicaciones e incluso la asfixia son riesgos presentes si no se toman las precauciones necesarias.

En este artículo encontrarás recomendaciones para proteger a tus hijos y evitar cualquier tragedia relacionada con una nevera insegura. Con sencillos tips para el almacenamiento de alimentos, uso de cerraduras y la supervisión de los pequeños lograrás una cocina 100% childproof.

Instala cerraduras y pestillos en la nevera para mayor seguridad

Una de las medidas más importantes para proteger a los niños es instalar cerraduras o pestillos para nevera. Estos dispositivos impiden que los pequeños puedan abrir la nevera y accedan a objetos peligrosos o se atasquen en su interior.

Existen pestillos de plástico que se adhieren fácilmente a la nevera y son ideales para evitar accidentes con bebés y niños pequeños. También puedes encontrar cerraduras con combinación o llave para un bloqueo más seguro. Asegúrate de guardar las llaves fuera del alcance de los niños.

Los pestillos para nevera son imprescindibles para evitar tragedias y garantizar un hogar seguro. Deben instalarse tan pronto como el bebé empiece a gatear y alcanzar objetos a su altura.

Ordena los alimentos de forma segura separando los peligrosos

Además de bloquear la nevera, es esencial mantenerla limpia, ordenada y a la temperatura adecuada. Esto previene el crecimiento de bacterias dañinas y la posible intoxicación alimentaria de los niños.

Revisa frecuentemente las fechas de caducidad y asegúrate de consumir primero los alimentos más perecederos. Ordena la nevera colocando arriba carnes, pescados y sobras que pueden echarse a perder rápidamente.

Separar los alimentos crudos de los cocinados evita la contaminación cruzada. Guarda en diferentes estantes las frutas y verduras, lácteos, embutidos, sobras, etc. Coloca los alimentos listos para su consumo, como yogurt o fiambres, en los estantes inferiores al alcance de los niños.

Aprovecha los espacios altos de la nevera para objetos peligrosos

La parte superior de la nevera queda fuera del alcance de los pequeños, por lo que puedes aprovechar este espacio para colocar alimentos u objetos que representen un peligro para los niños.

Productos como sobras, carne o pescado crudo, huevos o alimentos muy calientes deben guardarse arriba. También puedes colocar allí botellas, latas u otros objetos pesados que puedan caerse y lesionar a los niños.

Supervisa a los niños en la cocina y cerca de la nevera

Incluso con todas las medidas de seguridad, es importante supervisar a los niños constantemente cuando están en la cocina y cerca de la nevera. Los pequeños son muy curiosos y pueden intentar escalar o jalar objetos si están desatendidos.

Evita que los niños entren solos a la cocina cerrando la puerta o instalando una barrera de seguridad. Cuando prepares los alimentos, coloca al bebé en una silla alta cercana para vigilarlo. No permitas que los niños jueguen cerca de la nevera.

Si el niño intenta abrir la nevera, aliéntalo suavemente a alejarse y ofrécele alternativas de juego más seguras. Con supervisión y paciencia constantes, los niños aprenderán los límites en la cocina.

Asegura un correcto funcionamiento y mantenimiento de la nevera

Para garantizar la seguridad alimentaria, la nevera debe estar en buen estado y con el mantenimiento adecuado. Asegúrate de que alcance la temperatura necesaria tanto en la zona de refrigeración como en el congelador.

Limpia regularmente el interior con agua, bicarbonato y vinagre para eliminar bacterias. Revisa que las gomas de las puertas sellen correctamente para que no se escape el frío. Deshiela periódicamente el congelador si se acumulan capas de escarcha.

Un técnico puede ayudarte a calibrar la temperatura óptima de la nevera y solucionar cualquier problema en su funcionamiento.

Almacena correctamente los alimentos infantiles perecederos

Al comprar alimentos específicos para los niños como purés, yogures, quesos o fórmula láctea sigue estas recomendaciones:

  • Lee la etiqueta para ver las indicaciones de almacenamiento y consumo preferente.
  • Una vez abiertos, mantenlos cubiertos en la nevera y consúmelos antes de 2 días.
  • No recongeles los purés o yogures descongelados.
  • Los biberones deben guardarse desmontados y esterilizados en la nevera.
  • Calienta la fórmula sólo la porción que vayas a usar inmediatamente.

Una nevera limpia y ordenada con los alimentos aptos para bebés correctamente almacenados ayudará a prevenir intoxicaciones y enfermedades.

Qué hacer en caso de que un niño quede atrapado en la nevera

A pesar de las medidas de seguridad, existe la remota posibilidad de que un niño quede accidentalmente atrapado en la nevera. Si esto ocurre, es importante actuar con rapidez pero sin entrar en pánico:

  • Abre la puerta de la nevera si está bloqueada y saca al niño de inmediato. Envuélvelo en una manta y abrígalo con tu cuerpo para reconfortarlo.
  • Revisa que pueda respirar sin dificultad. Si el niño está inconsciente o tiene dificultad respiratoria, llama al número de emergencias.
  • Si el pequeño revive rápidamente y no presenta signos de hipotermia, obsérvalo por varias horas por si aparecen vómitos, letargo o palidez extrema.
  • Consulta al pediatra para descartar posibles secuelas como neumonía o daño cerebral por falta de oxígeno.
  • Refuerza la seguridad de la nevera instalando nuevos cerrojos y revisando que funcionen correctamente. Supervisa más de cerca a los niños.

Con las precauciones adecuadas y actuando con rapidez, se pueden evitar tragedias en caso de que un niño quede encerrado accidentalmente en la nevera. La prevención y vigilancia constantes son la clave.

Preguntas Frequentes

¿A qué edad se recomienda instalar cerraduras para nevera?

Se recomienda instalar cerraduras, pestillos o dispositivos de seguridad en la nevera cuando el bebé empiece a gatear, entre los 6 y 10 meses. A esta edad ya pueden abrir puertas y acceder a lugares peligrosos

¿Qué tipos de cerraduras para nevera son las más seguras?

Las más recomendadas son las cerraduras con combinación o llave. También son efectivos los pestillos de plástico que se adhieren fácilmente a la nevera.

¿Dónde se deben guardar los alimentos peligrosos en la nevera?

Los alimentos que pueden ser peligrosos como carnes, huevos y sobras deben guardarse siempre en los estantes superiores, fuera del alcance de los niños.

¿Cómo actuar si un niño queda encerrado en la nevera?

Abrir la nevera, sacar al niño, abrigarlo y reconfortarlo. Llamar a emergencias si tiene dificultad para respirar. Observarlo y llevarlo al médico.

Scroll al inicio