Guía para Solucionar el Ruido en tu Nevera

Es común que con el paso del tiempo las neveras empiecen a hacer algunos ruidos extraños o molestos. Esto puede deberse al desgaste de ciertas piezas o al acumulo de suciedad y polvo. Lo cierto es que ignorar estos ruidos no es una buena idea, ya que podrían indicar problemas más graves que terminen afectando el funcionamiento óptimo de tu refrigerador.

Abordar estos ruidos a tiempo es importante para prolongar la vida útil de tu electrodoméstico y evitar gastos mayores en reparaciones o en la compra de una nevera nueva. Por eso, en esta guía completa vamos a cubrir todo lo que necesitas saber sobre las causas y soluciones para los ruidos en tu nevera.

Comprendiendo los Ruidos en la Nevera

Las neveras modernas cuentan con varios componentes internos que trabajan para enfriar y conservar tus alimentos. Entre estos se encuentran:

  • Motor del compresor – Bombear refrigerante para transferir calor.
  • Serpentines – Tubos de metal por donde circula el refrigerante.
  • Ventiladores – Mover el aire frío.
  • Sistema de descongelación – Derretir escarcha que se acumula.

Todos estos elementos están diseñados para funcionar de forma fluida y silenciosa. No obstante, con el tiempo pueden acumular suciedad, desgastarse o descomponerse ligeramente y esto hace que empiecen a vibrar, traquetear o hacer otros ruidos molestos.

Veamos cuáles son los ruidos más comunes en una nevera y sus posibles causas:

Ruido al Cerrar la Puerta

Al cerrar la puerta es normal escuchar un “clic”, que corresponde a la activación de la luz interior o las bisagras al encajarse. Pero otros sonidos como crujidos, traqueteos o “golpes” pueden indicar problemas:

  • Suciedad en el sello hermético – Impide que la puerta cierre completamente.
  • Bisagras débiles o rotas – La puerta se descuelga y golpea al cerrar.
  • Repisas o cajones flojos – Tambalean y chocan dentro de la nevera.
  • Botellas o recipientes sueltos – Se mueven y hacen ruido sobre las repisas.

Ruidos del Motor

Con el paso del tiempo pueden aparecer ruidos provenientes del motor como:

  • Zumbidos – Indican motor o rodamientos desgastados.
  • Chirridos – Señal de falta de lubricación o roce de piezas metálicas.
  • Golpeteos – Desprendimiento de trozos de hielo o escarcha del evaporador.

Estos ruidos suelen ser intermitentes. Se escuchan por unos minutos y luego se detienen.

Ruidos al Arrancar el Refrigerador

Al iniciar el funcionamiento de la nevera, el compresor puede emitir sonidos más fuertes de lo normal, como rugidos, crujidos o vibraciones. Esto suele ser normal en los primeros minutos de operación. Pero hay casos en que estos ruidos no cesan o se vuelven permanentes. Las causas pueden ser:

  • Fugas de refrigerante – Provocan que el motor funcione con más esfuerzo.
  • Lubricante del compresor agotado – El motor se sobreexige y hace ruido.
  • Componentes gastados o averiados – Impiden un arranque suave y silencioso.

Diagnóstico y Soluciones Comunes

Ahora que conoces los posibles orígenes del ruido en tu nevera, veamos cómo identificar el problema específico y las soluciones recomendadas:

Identificación de Ruidos Extraños

Presta atención a los sonidos de tu nevera. Un ruido intermitente o que dura pocos minutos probablemente sea normal. En cambio, un ruido que persiste, se incrementa o empeora con el tiempo debe ser revisado.

Otros signos que indican un problema:

  • Ruidos de golpeteo o arañazos
  • Chirridos agudos constantes
  • Sonidos de crujido al arrancar el motor
  • Zumbidos que no cesan
  • Chasquidos o vibraciones anormales

No esperes a que un ruido molesto se vuelva permanente o cause fallas mayores. Encuentra la causa raíz y soluciónalo a tiempo.

Soluciones DIY y Cuándo Llamar a un Profesional

Algunos ruidos se pueden solucionar fácilmente en casa con unos pocos ajustes o limpiando ciertos componentes. Otras fallas más complejas requerirán de la intervención de un técnico calificado. Esta tabla resume las soluciones DIY más comunes y cuándo solicitar servicio profesional:

Tipo de RuidoPosibles Soluciones DIYCuándo Llamar a un Técnico
Ruido de traqueteo al cerrar la puertaAjustar bisagras flojas
Re-acomodar repisas y cajones
Acomodar botellas y recipientes
Si el ruido persiste después de los ajustes
Crujidos de la puerta al cerrarLimpiar y reemplazar sello herméticoSi se detectan fugas de frío tras reemplazar el sello
Zumbidos del motorLimpiar serpentines y ventiladores de suciedadSi el zumbido continúa después de la limpieza
Golpeteos y vibracionesDescongelar manualmente la nevera para remover hieloSi el ruido vuelve a aparecer rápidamente tras descongelar
Ruidos de arranque muy fuertesCualquier ruido de arranque persistente o muy fuerte

Como podrás notar, la mayoría de fallas persistentes o graves deben ser evaluadas por un técnico calificado para su reparación.

Prevención y Mantenimiento

Realizar un buen mantenimiento preventivo de tu nevera te permitirá alargar su vida útil y evitar ruidos molestos. Sigue estos consejos:

  • Limpia periódicamente – Aspira el polvo y limpia las parrillas. Esto mejora el flujo de aire.
  • Descongela regularmente – Para que no se acumule escarcha en exceso.
  • Revisa las piezas móviles – Verifica que bisagras, manijas de puertas y cajones funcionen sin problemas. Lubrícalos de ser necesario.
  • Verifica el sello hermético – Cambia las juntas desgastadas para evitar fugas.
  • No sobrecargues la nevera – Un exceso de alimentos obstaculiza la circulación de aire frío.

Seguir estos pasos te ayudará a alargar la vida útil de tu nevera y evitar muchos problemas de ruido en el futuro.

Conclusión

Los ruidos molestos en la nevera no deben ignorarse. Con el tiempo pueden agravarse y causar fallas costosas. Identificar el origen del ruido y aplicar soluciones oportunas, incluso antes de que el problema empeore, debe ser una prioridad.

Con los consejos de esta guía podrás diagnosticar y solucionar distintos tipos de ruidos por tu cuenta. Pero recuerda utilizar siempre los servicios de un técnico calificado ante fallas complejas o persistentes.

Una nevera ruidosa no solo es molesta, también puede funcionar «ineficientemente» y causar el deterioro prematuro de alimentos. Así que no esperes más y pon en marcha las soluciones detalladas en esta guía para disfrutar de una nevera optima y silenciosa por más tiempo. ¡Tu presupuesto y alacena te lo agradecerán!

Scroll al inicio